Gian Luca Rana

Gian Luca Rana

Consejero delegado, Pastificio Rana

Gian Luca Rana, entre la innovación y la internacionalización

Innovación, expansión geográfica y restauración. Estos son los tres pilares de la estrategia de crecimiento que Gian Luca Rana ha desarrollado desde que se convirtió en director general de Pastificio Rana en 1989. Nacido en 1965, se incorporó a la empresa familiar en 1986, cuando Pastificio Rana era una pequeña empresa con 35 empleados, 7 productos en cartera y una facturación de 30.000 millones de liras (unos 15 millones de euros).

Tras un paso por el departamento de compras, Gian Luca se trasladó primero al departamento de producción, donde pudo estudiar de cerca el procesamiento de los productos, y luego a la división de desarrollo industrial. Al pasar por tres departamentos diferentes en otros tantos años, el hijo de Giovanni Rana adquirió una visión completa de la cadena de producción de la empresa. Una visión que, cuando se convirtió en Director General en 1989, le llevó a elegir la innovación como filosofía sobre la que construir el futuro de la fábrica de pasta de su familia. En consonancia con esta convicción, la primera decisión importante que tomó Gian Luca Rana en su función de director fue la creación del departamento de Investigación y Desarrollo, que con el paso de los años se convertiría en uno de los principales activos de la empresa.

Gian Luca se da cuenta de que para él la innovación debe ir acompañada de una gran atención a la calidad del producto empezando por la selección de las materias primas y sus proveedores, continuando los procesos iniciados por su padre Giovanni.

Gian Luca Rana e il padre Giovanni Rana

En cuanto a la innovación, un papel fundamental lo desempeñan los Restaurantes Rana, que ya son 23 en toda Italia, más otro en Berlín. Con el firme deseo del propio Gian Luca de unir el mundo de la pasta fresca con el de la restauración, los Restaurantes Rana se han transformado en un gran laboratorio que permite probar nuevos productos y nuevas recetas, recogiendo inmediatamente las opiniones de los clientes.

Tras ampliar sus horizontes tecnológicamente, Gian Luca decidió hacer lo mismo en términos de expansión geográfica. Esto marcó el inicio de un proceso de internacionalización en la década de 1990 que llevaría a Pastificio Rana a convertirse en líder del mercado, primero en Europa y luego, alrededor de 2010, en Estados Unidos. Un viaje que comenzó en San Giovanni Lupatoto, la cuna de la empresa, y que hasta ahora ha llevado a Pastificio Rana hasta Chicago, la ciudad elegida para albergar las dos plantas de producción que ahora operan en el extranjero.

Gian Luca ha mantenido sus raíces firmemente plantadas, ocupando numerosos cargos en muchas instituciones veronesas, como el Consejo de Administración del Banco Popolare di Verona. También fue presidente de la sección local de Confindustria – la persona más joven en ocupar este cargo – y desde 2010 es presidente del grupo editorial Athesis.

En 2019, Gian Luca puso en marcha el Festival del Futuro un evento destinado a analizar y exponer las tendencias de los próximos años y su impacto, no solo en el sector alimentario, sino en toda la economía y la sociedad mundial.

Gian Luca Rana también ha recibido premios por su espíritu empresarial, entre ellos el International Awareness Award patrocinado por la Universidad de Fordham en Nueva York por sus logros en Estados Unidos.